jueves

El 2º salto en guerra




Es la página 27 extraída de un comic sobre la Historia de la Brigada Paracaidista.


Una recreación de la inexistente "Hoja de Lanzamientos" sobre la cábila de Erkúnt, en Ifni.

No me cansaré de recordarlo, ni de presumir, porque yo tuve el privilegio de intervenir en el 2º salto en guerra de los paracaidistas del E.T. , sobre la cábila de Erkúnt, en Ifni, el 19 de febrero de 1958.


ERKUNT EL SEGUNDO SALTO EN GUERRA


Enmarcado en la operación “Pegaso” se desarrolló el segundo salto de guerra de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra en las inmediaciones de la localidad de Erkunt, el 19 de febrero de 1958.
Los planes del mando pretendían, con una serie de lanzamientos paracaidistas al norte del territorio (Agrupación “C”), asegurar la libre disposición de la carretera costera que unía el territorio de norte a sur. Una vez logrado este objetivo las unidades debían replegarse a Sidi-Ifni.
Además de los lanzamientos paracaidistas se dispuso una agrupación (Agrupación “M”) por tierra compuesta por la II Bandera Paracaidista y la VI de La Legión que avanzarían por las cumbres dominantes de la vía de comunicación costera.
El avance de esta columna estuvo obstaculizado por el fuego enemigo obligando a tomar al asalto algunas de las cotas que dominaban el itinerario causando los intensos enfrentamientos un número de bajas considerable entre las fuerzas de La Legión y los paracaidistas.
Ante la resistencia de las bandas de liberación el mando, con la certeza de que la única posibilidad de sorprender al enemigo era envolver su retaguardia, ordenó el embarque de las fuerzas de la 1ª Compañía al mando del Cap. Pedrosa junto a una sección de ametralladoras de la 5ª Cía. Al mando del Tte. Antón Ordóñez.
El salto se realizó en la D/Z de Erkunt, la más cercana a Sidi-Ifni de las previstas en la operación. Al llegar a la zona de lanzamiento saltó el Cap. Pedrosa como primero de la patrulla seguido por el resto de su compañía, siendo un éxito el salto sin que hubiera que lamentar ningún incidente, alcanzando los objetivos previstos y causando la retirada total del enemigo.


El fallecido periodista Ramiro Santamaría que estuvo en Ifni durante la campaña, nos cuenta su particular versión del citado salto dentro de la "Operación Pegaso" en su libro Ifni-Sahara La Guerra Ignorada (Páginas 159 a 162).


.........................."Y amanece el día 19 de febrero. Desde antes de la aparición de las primeras luces, la II bandera ocupa la base de partida. A las 8,20 horas y tras una preparación intensa, rebasa nuestra conocida posición de Buyarifen. Una hora más tarde, desde la cota 435 la 6ª compañía apoya con sus fuegos el avance de la VI Bandera de la Legión. El fuego enemigo es cada vez más intenso. Se penetra en un terreno sumamente accidentado, con alturas que oscilan entre los 50 y 453 metros sobre el nivel del mar en un continuo subir y bajar. En tales condiciones no se sabe si es peor la acción del enemigo o la sed, el peso del equipo, el cansancio.

Mientras nuestra II bandera y la VI de la Legión se baten coco a codo contra estas fortalezas naturales, la I bandera, desde las ocho horas, permanece preparada en el aeropuerto esperando la orden de embarcar. Las horas van transcurriendo en medio de aquel hervidero de hombres, equipos, armas y aviones. Periódicamente despegan los viejos “Heinkel” (los “Pedros” como popularmente se les conoce) en misiones de bombardeo y ametrallamiento.

A lo lejos, hacia el Norte, truena la artillería del crucero “Galicia” y del destructor “Almirante Miranda”, que apoyan desde el mar el avance paralelo a la costa. Pero la orden de embarque no llega. El Mando suprime la operación de desembarco aéreo a las 11,30 horas, dado que la situación en ese instante hace innecesario el lanzamiento. Solamente la 3ª compañía reforzada deberá avanzar en camiones hasta la línea ocupada por la Agrupación Táctica “M”, para desde allí lanzarse desplegada, atacar y ocupar Erkúnt.

La II bandera ocupa, a las doce, la última línea de objetivos. Cuando la 3ª compañía desciende de los camiones para iniciar su avance pie a tierra, el comandante López Costa, que en previsión de un posible lanzamiento ha acompañado a esta pequeña columna, comunica a los oficiales que según lo anuncian por radio, la 1ª compañía, una sección de ametralladoras y un pelotón de morteros (ambos de la 5ª compañía) está a punto de de aparecer por el aire para ser lanzados en Erkúm. Vendrán bajo el mando del capitán Pedrosa y constituirán la mayor fuerza lanzada sobre el Territorio en acción de guerra. Entre los oficiales figura el teniente Galera, recientemente fallecido en acto de servicio.

Hay, entre los hombres de la 3ª compañía, un primer movimiento de rabia contenida al conocer la noticia: “¡Ese salto era nuestro!”

Cuando el cielo se llena de puntos, la tripulación de los navíos de guerra que apoyan la acción, saludan con gritos, aplausos y vivas el salto de los paracaidistas. Sus cañones desvían el fuego sobre las alturas que dominan la amplia hoyada, en cuyo fondo está Erkúm. Momentos después, la 3ª compañía enlaza con los que han venido del cielo. Atrás y a la derecha, formando un amplio arco, están los hombres de la Agrupación “M”, los paracaidistas y los legionarios. La tenaza se ha cerrado. (Ha costado tres muertos en la II bandera y numerosos heridos, entre ellos el capitán Ponciano Fernández. La VI Bandera de la Legión ha tenido peor suerte).

El enemigo, que no ha caído en la trampa, se finge pacífico ciudadano o se dispersa por aquel revuelto y complicado terreno. La frontera norte está ahí, bien a la mano, y nadie les va a perseguir a través de ella.

Ya no volverán. Desde este día el flamante Ejército de Liberación que contaba con masas de hombres unos meses antes, quedará reducido a unos grupos sin potencia suficiente para realizar acciones de gran envergadura.

Y ahora, amigo lector, permítanos volver unas horas atrás el reloj que regía el tiempo de la campaña. Recordemos aquella misteriosa filtración en el secreto militar que precedió a la operación “Pegaso”, como había precedido a todas las anteriores.

No se sabe cómo pudo llegar al Hospital Militar de Sidi-Ifni la noticia de que horas después la I bandera saltaría en el límite norte del Territorio. Los enfermos y heridos que se encontraban en el hospital corrieron al director solicitando el alta inmediata y asegurando que de no obtenerla se la tomarían ellos. Poco después, con el alta conseguida o sin ella, se presentaron en sus compañías para ser incluidos en la operación “Pegaso”. Cuando ésta hubo concluido, algún paracaidista precisó nuevamente ser hospitalizado hasta su total curación. ¡Ya habría tiempo para ello!

La campaña de Ifni había, prácticamente, terminado".

lunes

Relación de personal de Tropa que participó en la guerra de IFNI-SAHARA.


El día 8 de diciembre. Acceder al himno de Infantería.


https://www.youtube.com/watch?v=7rniOHJQdRI


A través del veterano de Tiradores de Ifni Adolfo Cano Ruiz, 
excombatiente de la guerra de Ifni-Sahara de 1957/58, quien tiene a su cargo su propio blog http://veteranosdeifni.blogspot.com.es/ , me ha llegado una interesante relación del personal de Tropa, nacionales e indígenas, que participamos en la guerra de Ifni-Sahara.
El total del personal de tropa que aparecemos en esta relación, es de 29.232 soldados.

Ignoro la utilidad de esta Relación, pero es cierto que resulta muy interesante verse reflejado en él.

Así he encontrado en esta Relación a Antonio Bejarano Vilaró con el nº 2.381; al propio Adolfo Cano Ruiz con el nº 4.623; yo mismo, Juan Conejo López con el nº 5.809; a Fidel Barquilla Vega (quien fuera cuñado mío) con el nº 2.140; a José Luís González Vicente con el nº 11.288; a Manuel Albacete Maté con el nº 396 (muerto en la guerra y alumno como yo del colegio San Ildefonso de Madrid); a Manuel Chain de Arriba con el nº 5.529; a Guillermo Guajardo Fajardo con el nº 11.477; a Diego Sánchez Cordero con el nº 25.579; a Juan A. Espí Puertas con el nº 7.277; a Carlos Vico Molinero (en la ayuda a la retirada del teniente López Pérez) con el nº 28.761; a Juan Cortés Matallana con el nº 6005.
Y como él a un largo etcétera de participantes en la guerra de Ifni-Sahara.

Nota: He podido constatar que algunos veteranos de la guerra de Ifni-Sahara a los que conozco y recuerdo, y de otros de los que me acaban de hablar, no figuran en dicha Relación lo que me hace sospechar que este listado no es del todo fiable.

Dicha Relación la pueden descargar en:










viernes

SIDI IFNI. Recuerdos de otras Navidades.

Por Diego Sánchez Cordero. 
Soldado del Regimiento Soria 9

 "De las trincheras al cine y del cine a las trincheras. Viejos camiones cargados de soldados. Soldados pobres con caras de hambre, surgidos de la tierra que abre el pico y la pala. Sacados de aquellos cerros de peligros, penalidades y miseria, con andrajosos uniformes de trabajo y de combate. Y por turnos, conducidos y vigilados como prisioneros, nos metieron en el cine Avenida de Sidi Ifni para que viésemos “El último Cuplé”. Obligada proyección, con centinelas en las puertas para evitar fugas. Terminada la función y en ordenada formación,  montamos de nuevo en los camiones de regreso a las posiciones donde estaba la guerra.  

Con fronteras de minas y alambradas para detener al rebelde enemigo con turbante,  aunque no las  balas, ni tampoco silenciar los ruidos que producen las armas.

Y la figura y la interpretación de Sara Montiel, fue para nosotros el regalo de aquellas navidades del 57. No hubo NO-DO, ni prensa, ni fotos. Una tropa tan fea y mal vestida  no podía transmitir una imagen de normalidad en el territorio del África Occidental Española.

Sin embargo, por aquellos días se comentaba que en el pueblo hubo un gran despliegue de artistas llegados de la península, música, baile, palmas, humor…, y muchos periodistas y cámaras que fotografiaron para la prensa, entre otros, el cuerpo y la gracia de la actriz y cantante Carmen Sevilla, rodeada por la  tropa guapa que había sido seleccionada para tal acontecimiento. Dándose así la mejor imagen del ejército, de sus mandos y de los artistas invitados.

Pasadas unas semanas, nuestro conocimiento de la fiesta fue ampliado con las cartas de la familia y la información y las fotos de las revistas que las madrinas de guerra nos mandaban desde la península.

¡Tan cerca de la noticia y tan mal informados!

Mientras queden los recuerdos, existió la guerra de Sidi Ifni. Aunque fue una contienda silenciada, y los que participamos  en ella, los grandes olvidados. Ni siquiera en los momentos de más homenajes y reconocimientos en el ejército, hubo un recuerdo para los pocos veteranos excombatientes que aún quedamos vivos después de cincuenta y muchos años. También entre nosotros hubo héroes y buenos soldados, además de muertos y discapacitados.

Para la memoria, parece que lo más importante que ocurrió en Sidi Ifni durante las navidades del 57, fue la actuación de conocidos artistas de la farándula española".



Tiene este veterano una pluma, tan precisa como preciosa y oportuna, que para sí quisieran la pléyade de escritores que se han puesto medallas narrando las navidades durante una guerra, de la que no han sabido sino lo que se han ido contando los unos a los otros.





sábado

Efemérides

En octubre de 1957 la situación estaba cada vez más tensa en Sidi Ifni. El día 23 las tropas marroquíes ocuparían dos pueblos en los alrededores: Goulimine y Bou Izarguem. 
El cerco a Ifni comenzó. 


El 23 de noviembre Marruecos se decidió a lanzar un ataque sobre Sidi Ifni que fue rechazado por las tropas españolas, lo que obligó a Marruecos a centrarse en el asedio de las cercanas poblaciones de Tiliuin, Telata y Tagragra.
Hasta la primera semana de diciembre fuerzas paracaidistas españoles no rompen el cerco sobre estas poblaciones y trasladan a su población civil y militar hacia Ifni. 
Comienzan a producirse las primeras bajas y nombres como el del soldado Joaquín Fandos Martínez, el teniente Ortiz de Zárate o el capitán Niceto Llorente Sanz actúan con valentía.
Sidi Ifni se convierte en el fortín español. 



El asedio final espera.
«La guerra apenas encubierta sorprendió al mando militar español en general. 
Y, aun peor, fue que los norteamericanos negaron el empleo del Material de Ayuda (AYAN), por lo que la mayor parte de los materiales de la Aviación, la Marina y el Ejército de Tierra quedaban inutilizados de un plumazo. 



martes

Día de la Fiesta Nacional


                                Fiesta Nacional de España.

 En catalán: Festa Nacional d'Espanya; en gallego: Festa Nacional de España; en vasco: Espainiako Jai Nazionala; en aranés: Hèsta Nacionau d'Espanha, o Día de la Hispanidad, se conmemora las efemérides históricas del Descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón y los Reyes Católicos tras la firma de las Capitulaciones de Santa Fe. 

 La celebración tiene lugar cada 12 de octubre, donde se celebra un desfile militar al que asisten el Rey junto a la Familia Real y los representantes más importantes de todos los poderes del Estado, además de la mayoría de los presidentes de las autonomías españolas. 

 El Descubrimiento de América en 1492 fue trascendental y el 12 de octubre se ha considerado como un día memorable porque a partir de entonces se inició el contacto entre Europa y América, que culminó con el llamado "encuentro de dos mundos", que transforma las visiones del mundo y las vidas tanto de europeos como de americanos, ya que gracias a sus descubrimientos se gesta la Colonización europea de América.



Curiosidades que no conviene olvidar





En el blog de Adolfo Cano (Q.E.P.D.) y que aparece arriba indicado, este veterano de la guerra de Ifni, dejó colocado este post que merece la pena que sea analizado por la juventud española, para que tengan muy en cuenta los errores cometidos por sus abuelos al declararse entre ellos la Guerra Civil en España.




http://www.abc.es/especiales/guerra-civil/fotos.asp

En el año 1936 se celebraron elecciones generales en España, exactamente el 16 de febrero de 1936. A estas elecciones se presentaron muchos partidos políticos tanto de izquierdas como de derechas. El Frente Popular, la coalición de izquierdas que englobaba tanto al Partido Socialista Obrero Español como al Partido Comunista, Izquierda Republicana y otros tantos, consiguió la mayoría absoluta. Pero, ¿cómo comenzó exactamente la Guerra Civil Española?

Tras la victoria del bando de izquierdas continuaron una serie de acciones terroristas que pretendían movilizar a la masa contra el gobierno, es el caso de los atentados de los falangistas y grupos de derecha, para responder a los primeros en el caso de los grupos de izquierdas. 

Solo en el mes de febrero ya se contabilizaban por centenares los fallecidos en este tipo de acciones contra la situación política, social y económica del país.

En los meses sucesivos el panorama social y militar de España fue, de todo, menos tranquilo. Varios altos mandos militares planearon durante meses una posible sublevación frente al gobierno republicano que se haría efectiva el 17 de julio de 1936 y los días sucesivos. Pero, ¿qué hizo que los militares se alzaran justo ese día?

El 16 de abril de 1936 uno de los hombres de José Castillo, un instructor de las milicias de la juventud socialista, asesinó a Andrés Sáenz de Heredia, primo del mismísimo José Antonio Primo de Rivera. Como represalia el 12 de julio fue asesinado el propio José Castillo. Este hecho desencadenó la venganza de la izquierda que terminó con la vida del diputado de Renovación Española, José Calvo Sotelo, al mismo día siguiente. Este asesinato del líder de la derecha terminó por decantar la balanza de los indecisos al golpe de estado a llevar a cabo una acción que conllevaría un conflicto bélico en nuestro país.











jueves

Falsedades e ignorancias.

Cada vez que  veo en la televisión esas manifestaciones con miles de banderas mal llamadas republicanas, me pregunto si esa gente que ondea esas banderas son ignorantes, estúpidos o lo que es peor, malvados que quieren engañar al pueblo.
La bandera mal llamada republicana y que sería mejor denominarla de intereses bastardos por algunos políticos, ya que la bandera bicolor existe desde que el Rey Carlos III firmó en Aranjuez  el 28 de Mayo de 1785 un decreto en que decía:
He resuelto que en adelante los buques de guerra usen bandera dividida a lo largo de tres bandas (listas dice el decreto) de las que  la alta y la baja sean encarnadas y la de en medio, sea amarilla.
  Pero después de 58 años, la Reina Isabel II resaltaba en otro decreto …que todas las banderas de todos los cuerpos e institutos que componen el Ejercito, Armada y milicia nacional sean iguales a los de la bandera de guerra española. Y en un aparte decía que la  Bandera española fuera formada por tres franjas horizontales dentro de un rectángulo,  cuyas primera y tercera debían ser rojas y la 2ª amarilla siendo con una anchura igual a la de las dos rojas.
 Cuando se proclamó la 1ª república se intentó cambiar la segunda franja roja por una morada, y la central , de color blanco, pero el Ayuntamiento madrileño  argumentó que la  Bandera debía tener los colores de la  faja que llevaban los "concejales" madrileños, es decir  roja, amarilla y morada y estos colores son los que ostentó la Bandera en tiempos de la 2ª República,, hasta que por decreto de Agosto de 1936 se volvió a la bicolor.
Es decir que hoy en día la bandera tricolor como símbolo de la República, no es constitucional, por lo tanto debía estar tan prohibida como lo es la que lleva el águila de San Juan ateniéndose al art. 273 del Código Penal.

     Peo hay más cosas que la estupidez, la ignorancia o la mala fe de muchos quieren tergiversar la verdad.
Por ejemplo. En 1879 un tal Paulino Iglesias Pose, natural de Ferrol y yerno de Paul Lafafargue yerno a su vez de Marx y del que Paulino renunció a su nombre para cambiarlo por el de su suegro Pablo en español. Al morir su padre, su madre se fue a Madrid, siendo Paulino  protegido del Conde  de Altamira que le colocó en una imprenta para que aprendiera el oficio de impresor, sin que él pusiera reparos en ser  protegido  por un aristócrata, ingresando en 1870 en la Internacional de trabajadores y nueve años después, fundó el Psoe.
 En pocas líneas: ni Pablo Iglesias se llamaba Pablo, ni rechazó la  ayuda de un aristócrata, ni la bandera tricolor existió hasta 1931 como enseña española, y el color morado no fue sino una imposición de los concejales madrileños, sin que hubiera un referéndum, como ahora quieren muchos.

Y los de Podemos no son tan demócratas, cuando sus iluminados directivos no permiten que sus afiliados voten a otros que no sean de los por ellos designados.
       Y esa  bandera tricolor, es la que portaban los seguidores y amantes de las “democracias” cubana y venezolana.

                                                                                     M. Cañas. Col.Inf.(R)