viernes

Las leyes de Murphy en el combate.


Algunas de estas leyes de Murphy, ahora y al cabo de los años, recuerdo que se cumplieron durante la Guerra de Ifni en la que fui un combatiente más.

(Publicado recientemente en la Revista La Legión.)

--Todas las batallas se libran en el filo de dos o más mapas…..impresos a escala diferente.
--Toda batalla tiene lugar bajo la lluvia.
--Toda batalla tiene lugar cuesta arriba.
-- Cumple siempre una amenaza.
--Cualquier cosa que hagas puede conseguir que te peguen un tiro, incluido nada.
--Declaración de pilotos: Es más fácil conseguir un perdón que un permiso.
--La artillería añade dignidad a lo que, de otro modo, no sería más que una vulgar pelea.
--Confucio dice: Pájaro madrugador tener deseo de muerte.
--No llegues nunca primero; no llegues nunca el último; no te ofrezcas nunca voluntario para nada.
--Procura no llamar la atención en la zona del combate, atrae el fuego.
--Cada orden que pueda ser malinterpretada, lo será.
--Si al principio no logras tener éxito, pide artillería.
--Si es estúpido pero funciona, no es estúpido.
--Si el enemigo está a tiro, tú también.
--Si te están pegando tiros, es un conflicto de intensidad alta.
--Si te hace falta un oficial rápidamente, acuéstate.
--Si recibes órdenes contradictorias, cumple ambas.
--Si tu ataque va realmente bien, es una emboscada.
--Si tu sargento te puede ver, el enemigo también.
--Generalmente es poco aconsejable saltar sobre la zona que acaban de bombardear.
--No atraigas nunca el fuego, molesta a todos los que te rodean.
--No te quedes de pie cuando te puedes sentar; no te sientes cuando te puedes tumbar; no te quedes despierto cuando te puedes dormir.
--No digas nunca al sargento que no tienes nada que hacer.
--Una vez retirada la anilla, el Sr. Granada ya es nuestro amigo.
--Sólo el 5% de un informe de inteligencia es correcto. El truco de cada buen jefe es establecer de qué 5% se trata.
--Los profesionales son predecibles, sin embargo, el mundo está lleno de aficionados.
--El trabajo en equipo es esencial; proporciona al enemigo otras personas a quien disparar.
--¿Una ventaja injusta? No existe tal cosa.
--Procura parecer poco importante; puede que el enemigo no tenga mucha munición y no quiera desperdiciar una bala contigo.
--Cuando hayas asegurado una zona, procura que el enemigo lo sepa también.
--Cuando hayas perdido el contacto con el enemigo, mira detrás de ti.