domingo

Belenes y Reyes Magos.

Por Diego Sánchez Cordero.
Excombatiente en Ifni



Quiero seguir soñando con aquellos belenes de mi niñez.
De niño Jesús, virgen María y san José; de buey y mula; de pastores y cordero…
No quiero que me quiten de la escena las imágenes con las que crecí y con las que  he envejecido.

Ni quiero conocer otras historias que no conozca ya. Para mí la verdad es la tradición, lo incierto es buscar la verdad en los mitos.
No se puede dar nada como seguro. Por tanto, hay que respetar todas las leyendas que nos puedan hacer más felices y más humanos, sin importar si en algo estamos equivocados.

No creo que en el belén con el que crecimos, sea importante eliminar protagonistas, o añadir otros nuevos, para seguir creyendo en el milagro de la vida. En el amor, en la justicia y en la grandeza del alma humana.

Quiero seguir sorprendiéndome con canciones navideñas, relatos del nacimiento de Jesús en el pesebre de un portal y rodeado del calor de los animales de siempre. De Reyes Magos de cualquier país del lejano Oriente, guiados por la misma estrella que les viene guiando desde hace siglos.

Y qué importa que sólo sean leyendas. Los sueños y la fe, están hechos de leyendas.